abrir-precintos-seguridad-contenedores

Cómo abrir los precintos de seguridad para contenedores

En envíos internacionales, necesitas precintos de seguridad para asegurar las puertas de los contenedores y evitar robos y manipulaciones de  tus productos. Por ello, se debe elegir el tipo de sello adecuado y colocarlo de forma correcta. Pero al llegar a su destino, ¿cómo se abren los precintos de seguridad para contenedores? Esta es una pregunta frecuente entre nuestros clientes, y en Perseal hemos decidido dar una respuesta a esa pregunta. En el presente artículo describimos cómo abrir un precinto para contenedores de manera segura y correcta. Además, proporcionamos algunas recomendaciones generales importantes antes de retirarlo.

¿Qué es un precinto de seguridad para contenedores?

Un precinto es un sello que asegura las puertas de los contenedores de tal manera que permanezcan cerradas hasta que el cargamento sea recibido por el destinatario. Hasta que eso suceda, tu cargamento puede estar de viaje desde un par de días hasta varios meses; por eso, los precintos están diseñados para resistir condiciones ambientales severas.

Existen diversos tipos de precintos para contenedores. Elegir el correcto dependerá del tipo de contenedor, la longitud de la ruta y la naturaleza del cargamento. Cada precinto de seguridad tiene impreso un código único de identificación alfanumérico que sirve para confirmar que no ha sido cambiado durante el viaje del contenedor.

Es importante añadir que los precintos de seguridad para contenedores están estandarizados según la ISO 17712, la cual es reconocida a nivel mundial.

¿Qué revisar antes de abrir un precinto de contenedores?

Antes de abrir un precinto, debes verificar su integridad. Esto quiere decir que debes hacer una inspección en busca de anomalías:

  • Identifica marcas de deterioro por uso o señales de daño.
  • Verifica que el número del sello coincida con el número del conocimiento de embarque y otros documentos de envío.
  • Busca marcas inusuales y de falsificación. Revisa que el precinto no haya sido cortado o abierto.

Tira del precinto y gíralo hacia la derecha y a la izquierda para garantizar que la cabeza del precinto esté aún intacta y que no haya sido alterada. Si todo está bien, procede a anotar el tipo de precinto, el número de serie y toda la información requerida en el registro.

Si encuentras irregularidades, anótalas en el registro e informa al personal apropiado. Documenta las irregularidades con fotos e informa cualquier evidencia de robo a la oficina de seguridad. En estos casos, el precinto solo debe ser abierto en presencia de representantes de la empresa naviera o de envíos y de la aseguradora.

Aprende a abrir los precintos de seguridad para contenedores

Debido a que los precintos de seguridad para contenedores están hechos para ser utilizados una sola vez y para ser difíciles de romper, la mejor forma de retirarlos es con un cortapernos o también llamados cizallas. En otras palabras, la única forma de retirar un precinto es cortándolo. Esto garantiza que no se pueda reutilizar. 

El precinto debe ser cortado a lo largo; es decir, en el tubo o perno. Dependiendo de la resistencia del precinto de seguridad, puede tomarte algunos intentos antes de que logres cortarlo. 

Por razones de seguridad, evita posiciones donde los codos estén detrás del cuerpo o encima de los hombros. Al sostener el cortapernos, debes mantener las muñecas tan rectas como sea posible. Asimismo, usa protección para los ojos cuando sea necesario.

Luego de haber abierto el precinto de seguridad para contenedores, este debe ser desechado correctamente para evitar que sea falsificado.

Si quieres conocer más sobre nuestros precintos de seguridad para contenedores, entonces no dudes en llamarnos al 530 3787 o escribirnos a nuestro formulario de contacto.